El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha descartado crear en España un banco malo, es decir, una institución que se queda con los activos tóxicos de todas las entidades financieras para sanearlas, y pidió que si algunos países de la Unión Europea optan por esta solución se garantice la igualdad de trato y no se den ventajas indebidas a los bancos que estén en peor situación.

“No es un tema que pensamos utilizar en España”, dijo Solbes en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la eurozona. El vicepresidente económico precisó en todo caso que el Gobierno no se va a “excluir” de esta solución y que si todos los países de la UE deciden seguir adelante con la idea también España la haría suya aunque no la aplique, como ha ocurrido con las recapitalizaciones. Pero insistió en que “no es un tema que en estos momentos sea prioritario para nosotros”.

Solbes también se refirió a la situación de las entidades financieras en un artículo de opinión publicado en el diario The Wall Street Journal. El vicepresidente alerta contra la discriminación en las ayudas públicas, que puede dar lugar a situaciones de desventaja para la entidades solventes y pidió al mercado que evite exigencias “no razonables” en los requerimientos de capital de los bancos. Solbes critica las tentaciones proteccionistas y dijo considerar que todavía existe margen de maniobra suficiente en la zona del euro para que el Banco Central Europeo (BCE) haga nuevos recortes de tipos. Además, en su artículo reitera la necesidad de abordar reformas estructurales, especialmente en el mercado laboral y en la liberalización de los servicios.

Por otra parte, la Unión Europea está estudiando la posibilidad de celebrar una cumbre informal a finales de mes para analizar la situación económica y los progresos en las medidas recomendadas para luchar contra la crisis. La reunión tendría lugar en Bruselas.

Fuente | publico.es