El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, ha reconocido que la ampliación de las cuentas ahorro vivienda podría reducir la venta de inmuebles en un momento en el que “lo que más se necesita es vender viviendas”, por lo que, admite que, “en cierta medida plantea una contradición”. De cumplirse dicha previsión, sería un duro varapalo para la compraventa de casas, que ya ha caído un 36,8% en agosto, según el INE.

Durante su intervención en la sesión de control en el Congreso de los Diputados, Solbes ha indicado, sin embargo, que frente a esta posibilidad, “la restricción crediticia hace que mucha gente que son titulares de vivienda pueda no ejercer en contra de su voluntad la posibilidad que tienen de comprar la vivienda”. “Esa es la razón por la que estamos estudiando la posibilidad, que nos parece razonable, de mantener la cuenta tal como está en términos de aportación y que se alargue dos años más la disposición de la cuenta, sin que eso suponga sufrir ninguna obligación para Hacienda”.

Según ha precisado Solbes en la sesión de control al Gobierno en el Senado, el Gobierno modificará y ampliará las cuentas ahorro vivienda hasta los seis años para realizar la compra, aunque el periodo de deducciones seguiría siendo de cuatro años. Además, ha explicado que, previsiblemente, esta modificación se realizaría por la vía del decreto ley. Sólo este año caduca el plazo para adquirir un inmueble a alrededor de 50.000 contribuyentes. En España, según los datos de Hacienda, había 230.745 de estos depósitos en 2006.

El ministro de Economía ha destacado estas razones para justificar un cambio en su planteamiento “tradicional” y “reiterado” respecto a la modificación de esta figura financiera. Asimismo, ha justificado la hasta ahora negativa a llevar a cabo estos cambios argumentando que planteaba algunas “dificultades” por ir en contra de las tesis de la OCDE, no ser coherente con la reforma del IRPF y plantear problemas de gestión.

Fuente | Elmundo.es