Botín dice que el banco pagará en 2009 “al menos” el mismo dividendo que este año

El presidente del Santander, Emilio Botín, aseguró hoy que la entidad no tiene ninguna operación de compra “a la vista” pero subrayó que la entidad cántabra sigue estudiando las “oportunidades” que surgen a raíz de la crisis financiera internacional.

Botín, que realizó estas declaraciones durante la rueda de prensa de presentación del Plan Estratégico del Grupo Santander Brasil para el periodo 2008-2010, recordó que este año el grupo ha realizado ya tres compras, con una inversión aproximada de 5.000 millones de euros y con una proyección de beneficio de 1.500 millones de euros en tres años.

Respecto a Brasil, Botín dijo que el banco no necesita adquirir otras entidades en el país, donde ha optado por crecer de forma orgánica. De hecho, la entidad realizará inversiones por valor de 2.560 millones de reales (950 millones de euros), a razón de 800 millones de euros por año, que estarán destinados principalmente a tecnología.

En cualquier caso, Botín indicó que “hay oportunidades en Brasil”, y subrayó que volvería a pagar lo mismo por Banco Real, a pesar de que las condiciones del mercado han cambiado, porque ha sido una “operación magnífica”.

Preguntado sobre la entrada de otros competidores españoles en el mercado brasileño, Botín dijo que le parecería “estupendo”, aunque recordó que “no es fácil”.

Botín descartó operaciones en Estados Unidos, donde el principal objetivo del banco es preparar a Sovereign para convertirlo en una entidad “muy rentable” y “competitiva”, y dijo que la entidad tampoco variará su estrategia en Asia, donde tiene “pequeñas cosas para ayudar al crecimiento de los negocios globales”, porque “ha ido muy bien”.

Tras reconocer que el banco ha “considerado” operaciones en México, Botín indicó que ha suspendido las iniciativas en el país, al no encontrar oportunidades. En cualquier caso, Botín dijo que el banco “compra y vende todos los días”.

INTERVENCIÓN DE RBS

Por otro lado, el presidente aseguró que el Santander tiene previsto mantener su participación actual en Royal Bank of Scotland, donde controla el 2% del capital, a pesar de la entrada del Estado en el capital, en un movimiento para salvar al sistema financiero de la crisis que asola los mercados internacionales.

En este sentido, Botín reconoció que ésta parecía “la única fórmula posible” para que el banco se sustentara. “Espero que gane dinero para volver a ser un banco privado”, dijo Botín, quien lamentó la salida del consejero delegado, Fred Goodwin.

RBS anunció este mes que su presidente, Tom McKillop, abandonará el cargo en la próxima junta en abril de 2009, mientras que su consejero delegado, Fred Goodwin, será reemplazado por Stephen Hester, y su presidente de mercados globales, Johnny Cameron, cesará en su puesto con efectos inmediatos.

MANTENDRÁ EL BPA EN 2009

El máximo ejecutivo del Santander dijo que la entidad tiene previsto mantener en 2009 “como mínimo” el mismo dividendo que se repartirá en 2008, tras ampliar capital este año, aunque manifestó que no se conformá “para nada” con repetirlo.

Botín subrayó las divergencias de objetivos con otras entidades, recordó que Santander es el tercer banco del mundo por beneficio, y destacó que mantendrá la “ventaja competitiva” frente a otras entidades.

Asimismo, el presidente dijo que la caída experimentada por los títulos de la entidad en Bolsa va “en contra de la lógica”, aunque reconoció que le “tranquiliza” que los accionistas que se mantienen a medio plazo “no vendan”.

Fuente | Europapress.es