El Santander prevé suprimir 1.900 empleos en sus filiales en Reino Unido en 2009, dentro del proceso de integración de Alliance & Leicester (A&L), de los negocios de Bradford & Bingley (B&B), y de Abbey, informaron hoy a Europa Press en fuentes de la entidad cántabra.

Estas medidas de eficiencia forman parte del compromiso asumido por el Santander para obtener unos ahorros de costes de 180 millones de libras esterlinas (200 millones de euros) al final del 2011, tal y como anunció tras la compra de A&L.

Según el Santander, la supresión de puestos de trabajo tendrá “un impacto mínimo” en el servicio al cliente de las oficinas y los centros de llamadas, y permitirá al banco aumentar el negocio en el Reino Unido y realizar una mayor inversión en los servicios de primera línea y en las sucursales.

Concretamente, la entidad que preside Emilio Botín tomará medidas de eficiencia por medio del traslado de operaciones a la plataforma tecnológica Partenon, y eliminará de los bancos el trabajo duplicado de tareas administrativas y de apoyo.

FOCO EN LAS TAREAS ADMINISTRATIVAS.

El foco de las reducciones se realizará en tareas administrativas, y en oficinas centrales y operativas, sin que el banco tenga actualmente planes de cerrar oficinas importantes, aunque podría consolidar algunas pequeñas con otras mayores.

“Santander está comprometido para continuar el crecimiento de su negocio británico de forma rentable y ya ha mostrado por medio de Abbey que puede manejar eficiencias en áreas operativas”, dijo el consejero delegado de los bancos británicos, António Horta-Osório.

Abbey incrementó su beneficios y cuota de mercado en hipotecas, ahorro, cuentas corrientes e inversiones en el tercer trimestre, “lo que demuestra que sigue prestando dinero al tiempo que se percibe al grupo como un refugio para los depósitos de los clientes”, agregó.

El anuncio realizado hoy, consideró, muestra que el Santander avanza en completar el compromiso realizado en el momento de adquirir A&L para aumentar el negocio en el Reino Unido, al tiempo que se asegura de cumplir con sus objetivos de ahorro de costes.

1.300 OFICINAS EN REINO UNIDO.

“Santander está comprometido con su red de sucursales del Reino Unido, lo que refleja su posición como uno de los principales bancos minoristas del mundo, con la mayor red internacional de sucursales. “Los bancos británicos combinados tienen ahora casi 1.300 oficinas que pretendemos mantener o aumentar ligeramente a corto plazo”, dijo.

La combinación de los tres bancos encamina a Santander a conseguir su objetivo de ser un actor importante en el Reino Unido con una cuota de mercado considerable, según la entidad. Los bancos británicos combinados cuentan con unas cuotas de mercado por encima del 10% en hipotecas, ahorros y sucursales.

Además, la adquisición de Alliance & Leicester permite al banco acelerar sus planes de crecimiento en el mercado de pymes. El negocio combinado ya ha incrementado su financiación en un 25% en el 2008 y abre más de 1.500 cuentas de empresas cada semana.

En los próximos doce meses, extenderá su gama de de productos a clientes de negocios pequeños y mayores, y estudiará contratar hasta cien asesores de negocio para la red de sucursales de Abbey.

En 2009, Bradford & Bingley se trasladará a la plataforma tecnológica del Grupo, lo que permitirá a sus clientes beneficiarse de la gama de productos de buena relación calidad-precio disponibles para los clientes de Abbey. Para ello, Abbey ya ha añadido a su negocio de ahorro 40 asesores de hipotecas de B&B para poder ofrecer la gama de hipotecas de Abbey a los clientes de B&B.

Fuente | europapress.es