El banco presidido por Emilio Botín ha decidido meter la tijera en sus filiales britáicas. Según distintas fuentes financieras, la entidad va a recortar en 1.900 puestos de trabajo la plantilla de Abbey National, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley.Santander ya había implementado un gran programa de ajuste en su primer banco británico y ahora quiere hacer lo mismo con los dos últimos, adquiridos en los últimos seis meses.

Fuente | finanzas.com