Las acciones del Banco Santander retrocedían un 2,14 por ciento en los primeros minutos de negociación de la jornada bursátil después de que informase de que, a través de Optimal Strategic, gestiona fondos ligados a productos relacionados con Bernard Madoff.

Según informó ayer, el Grupo Santander, a través de este fondo de inversión alternativa, gestiona fondos de clientes por un importe de 2.330 millones de euros, que están ligados a productos de la firma estadounidense Bernard L. Madoff Investment Securities.

Fuentes del grupo explicaron que los clientes del banco en España con productos ligados a la gestora de Bernard Madoff, presunta responsable de un fraude de alrededor de 37.400 millones de euros (50.000 millones de dólares), no llegan al millar.

Del importe total gestionado por el Santander, 2.010 millones de euros corresponden a inversores institucionales y clientes de banca privada internacional, mientras que los restantes 320 millones forman parte de las carteras de inversión de clientes de banca privada del grupo en España, según confirmó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Además, el Grupo Santander tiene una exposición propia de 17 millones de euros a través de otro fondo de inversión.

A las 9:20 hora local, los títulos del banco se negociaban a 6,40 euros y protagonizaban la segunda caída más pronunciada del Ibex-35, por detrás de Criteria (2,41%) y seguidos de las acciones de Bankinter, que caían un 1,27 por ciento.

A esa hora, el resto de cotizadas del selectivo de la Bolsa española se movían en positivo y el Ibex-35 ganaba un 0,90 por ciento, hasta los 9.056,60 puntos.

Ante la presunta estafa, el grupo anunció que ejercerá las acciones legales que procedan en defensa de los intereses de los accionistas de su fondo Optimal Strategic, cuyas inversiones eran ejecutadas por Madoff Securities.

El grupo recordó que Madoff Securities es una entidad autorizada, registrada y supervisada por la comisión del mercado de valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), por lo que el proceder de Optimal ha sido “impecable” en todo momento.

Nuevos bancos y fondos en Estados Unidos y Europa reconocieron ayer ser víctimas de Bernard Madoff, al tiempo que comenzaron las quejas sobre la calidad de la supervisión financiera de las autoridades estadounidenses.

En el Viejo Continente, en particular, las pérdidas suman ya miles de millones de dólares, lo que podría crear una crisis de confianza y motivar a clientes de fondos de riesgo a sacar su dinero en un momento de fragilidad en los mercados.

En España, el Banco Popular, cuyas acciones subían en Bolsa un 1,86 por ciento, Bankinter, Sabadell (1,37%) y Banco Urquijo han manifestado que no tienen ninguna exposición “ni directa ni indirecta” a los productos presuntamente afectados.

Fuente | soitu.es