El Banco Sabadell sigue los pasos del Santander para deshacerse de su patrimonio inmobiliario. Pero el timing no acompaña, toda vez que el pinchazo de la burbuja inmobiliaria también está afectando al segmento de oficinas. En cualquier caso, Sabadell ha encargado a BNP Paribas la venta de sus 600 oficinas en propiedad en España, una operación inmobiliaria valorada en más de 600 millones de euros, han confirmado este martes fuentes de la entidad.

Según avanza el diario Expansión, el banco estudia desprenderse de la titularidad de 600 oficinas, de una red de 1.200 sucursales, mediante el modelo de venta con posterior arrendamiento (sale & leaseback).

En esta operación estarían interesados diferentes grupos, según el rotativo, con un perfil similar al del grupo asegurador británico Pearl, que se quedó con las 1.250 oficinas de Santander a finales de 2007 por un valor de 2.000 millones de euros.

“No a cualquier precio”, asegura Sabadell

Un portavoz del Banco Sabadell ha explicado que es un “perfil posible frente un momento de volatilidad de mercados”, pero que, de momento, no hay ninguna oferta concreta.

El portavoz también ha asegurado que la operación “no se hará a cualquier precio”, y que el banco no prevé que el proceso se materialice antes de 2009 porque “no hay prisa” en llevar a cabo la operación.

La entidad bancaria, que considera la venta “interesante” en un escenario de bajada de tipos de interés, se quedaría en régimen de alquiler en estos inmuebles por un período de entre 25 y 35 años, con opción final de recompra.

Banco Sabadell ha decidido dejar fuera de esta operación sus edificios corporativos, como la Torre Diagonal de la capital catalana y el complejo de Sant Cugat del Valles (Barcelona).

Fuente | cotizalia.com