Destinado a la financiación de empresas y autónomos, Préstamo Protección integra en un único contrato un préstamo personal y una cobertura que le protege de las subidas de los tipos de interés y le permite beneficiarse de las bajadas.

Incluye un tipo fijo para el primer año que, en caso de subidas, actúa como tipo máximo para siguientes revisiones.

Además, en cada revisión anual, usted podrá beneficiarse de las bajadas de tipos cuando estos caigan por debajo de un determinado nivel.

Está dirigido a personas físicas y jurídicas con actividad empresarial (autónomos y empresas) que prefieren financiarse a tipos variables y, a la vez, valoran la protección frente a subidas de tipos.

El importe mínimo del préstamo se sitúa en 50.000 euros, y el plazo de amortización, de dos a cinco años.