Bankia le ayuda a financiar la construcción o rehabilitación de viviendas, garajes, naves y locales comerciales para su posterior venta o alquiler.

Ventajas

Posibilidad de reembolso de las disposiciones efectuadas de forma que el importe quede disponible nuevamente, con el consiguiente ahorro financiero que esto supone.

Como garantía se aporta la propia finca que se construye o se rehabilita. El importe concedido puede alcanzar hasta el 80 % del valor de tasación para la financiación de viviendas y hasta el 70 % para naves y locales.

Puede disponer de la financiación en dos entregas:

  • La inicial (por solar, más el tramo de certificaciones de obra) puede suponer hasta el 80 % del importe concedido.
  • El resto del importe se entregará al finalizar la construcción, según se proceda a la entrega de las viviendas.

El plazo de construcción y venta será de hasta 36 meses para la construcción y un máximo de 20 años de amortización para los compradores. El tipo de Interés de la fase de construcción podrá ser fijo o variable (euríbor o cualquiera de los índices del mercado hipotecario más un diferencial), con pagos mensuales, trimestrales o semestrales, en función del capital dispuesto en cada momento. Se ofrece la posibilidad de reembolsar las disposiciones efectuadas, quedando de nuevo el importe disponible.

Las cuotas de amortización para el comprador – subrogado se determinarán en función del importe, tipo de interés y plazo concedido, mediante pagos mensuales, pudiéndose optar por cuotas constantes o crecientes de capital e intereses. En el caso del sistema de amortización cuota cero, durante el primer año existirá un período de carencia de capital e intereses. El tipo de interés comprador- subrogado será determinado en el momento de la subrogación por cada uno de los compradores, pudiendo ser fijo o variable. El comprador – subrogado soportará los gastos de comisión de apertura, tasación, escrituración, notaría y comisión de subrogación, pudiendo fraccionar algunos de los pagos.