Un préstamo con una comisión inicial y sin intereses, ideal para hacer frente a gastos puntuales y disfrutar de una rápida amortización.

Para que puedas pagar cómodamente el material escolar, el pago del colegio, tus vacaciones de verano, tus regalos de Navidad o tu boda…

Crédito sin intereses y de rápida amortización. Crédito adaptado a pequeños importes. Puede elegirse un plazo de 3, 6 o 10 meses con un plazo máximo de hasta 10 meses.

Este préstamo te permite diferir el pago de un conjunto de gastos puntuales o repentinos.

Sus cuotas se mantienen iguales durante toda la vida del préstamo y los gastos se pagan de una sola vez con la primera cuota del crédito.