Si lo que desea es construir o rehabilitar su propia casa, tiene a su disposición una modalidad de préstamo con el que puede sufragar la ejecución de su obra y, una vez terminada, hacer frente a su coste con una financiación a  largo plazo.

Las condiciones generales de este tipo de préstamo son:

  • Plazo: dispone de hasta 3 años para financiar la construcción de su vivienda, periodo durante el cual irá recibiendo el dinero del crédito a medida que vaya realizando la obra. Una vez finalizada la misma, dispondrá de hasta 20 años para amortizar su préstamo.
  • Importe: hasta el 80 % del valor de la inversión, incluida la adquisición de solar.
  • El tipo de interés puede ser fijo o variable. En este último caso, durante el periodo de ejecución de la obra el tipo de interés será fijo y a partir su término el interés será variable, revisándose en función del EURIBOR BOE 12 meses más un diferencial.
  • Cuotas mensuales.
  • Sistema de amortización: en la fase de desembolso (hasta la finalización de la obra) sólo se abonarán los intereses sobre el capital dispuesto. Una vez terminada la vivienda, la amortización del préstamo se realizará en cuotas constantes que comprenderán capital e intereses.