Porcentaje de inversión en renta variable máximo del 30% y dirigida a países de la zona Euro. La renta fija será tanto pública como privada de países de la zona euro o de la OCDE, denominada en euros.