Este plan está pensado para ofrecerle una inversión eficiente cuando ya no quedan muchos años para el momento de su jubilación, es decir, es ideal si tiene entre 56 y 60 años.

El Plan busca hacer crecer su capital invirtiendo una parte en Renta Variable, pero sin correr grandes riesgos. Además, año tras año, irá aumentando el peso de la Renta Fija, es decir, de las inversiones más conservadoras.