Si tienes un pequeño capital para invertir, garantízate la mejor rentabilidad para cada plazo que elijas.

El Plan Garantizado es un seguro de ahorro que te permite obtener un capital que puedes rescatar en cualquier momento a lo largo de la vida de la operación y que, además, garantiza un capital en caso de fallecimiento del asegurado.

Permite realizar aportaciones únicas desde sólo 600 euros.

Interés
Te garantiza un interés referenciado a una curva cupón cero de la deuda pública por el periodo que elijas y por un año mínimo. Pasado dicho plazo, podrás renovarlo con un nuevo tipo de interés y por un nuevo plazo.

Su flexibilidad permite que en el momento de la renovación pueda modificarse el periodo durante el cual se aplicará el nuevo interés.

Liquidez
En cualquier momento, puedes disponer del dinero:

  • El valor de rescate estará en función del valor liquidativo de la inversión vinculada.

Fiscalidad
Consigue las siguientes ventajas fiscales:

  • Mientras no se rescata la operación, los rendimientos que se generan no están sujetos al IRPF.
  • Reducciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

10 razones para contratar este seguro

  • Te garantiza la mejor rentabilidad para cada plazo que tú elijas.
  • Te garantiza por escrito que, en el momento de la renovación del interés, el nuevo tipo de interés estará referenciado a una curva cupón cero de la deuda pública.
  • Su flexibilidad permite que en el momento de la renovación del interés pueda modificarse el periodo durante el cual se aplicará el nuevo interés.
  • Puedes elegir el plazo de vencimiento cada vez que renueves tu Plan Garantizado.
  • Te permite diversificar tu ahorro; con el Plan Garantizado tienes una rentabilidad asegurada y puedes invertir otra parte de tus ahorros en otros productos más arriesgados.
  •  Puedes disponer del dinero siempre que lo desees, según las condiciones pactadas en el momento de la contratación o renovación del interés.
  • Mientras no se rescata la operación, los rendimientos que se generan no están sujetos a retención y no se incluyen en la declaración del IRPF.
  • Al tratarse de un seguro de vida, podrás beneficiarte de importantes ventajas fiscales.
  • En caso de fallecimiento del asegurado, el beneficiario obtendría el capital acumulado más un 5% adicional para los menos de 69 años y de un 3% para los clientes entre 70 y 89 años. Este capital adicional será como máximo de 600 euros.
  •  En ese caso, el beneficiario podría aplicarse una reducción de hasta 9.195,49 euros1 en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.