El Plan de Ahorro Inversión – PIAS es un seguro de vida de carácter vitalicio que invierte en renta variable y que permite generar un capital para el futuro de forma cómoda y sistemática.

Dale la vuelta:

  • Realiza tus aportaciones como desees…
  • Elige el importe a partir de 20 € para las aportaciones periódicas o de 60 €para las aportaciones únicas o extraordinarias.
  • Además, puedes modificar tus aportaciones cuando desees.

Rentabilidad
El Plan de Ahorro Inversión es un producto con el que podrás conseguir una atractiva rentabilidad, ya que realiza una inversión gestionada en Renta Variable formada con participaciones en Fondos de inversión de entidades del mercado europeo; no obstante, en función de la evolución del mercado europeo puede modificarse la composición de la cartera.

Liquidez
Puedes rescatar tu operación en cualquier momento, obteniendo el valor de las participaciones de tus inversiones en esa fecha.

Fiscalidad
Consigue las siguientes ventajas fiscales:

  • Mientras no se rescata la operación, los rendimientos que se generan no están sujetos al IRPF.
  • Ventajas fiscales en caso de optar por el cobro en forma de renta vitalicia.
  • Reducciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

10 razones para contratar este seguro

  1. Realizas un ahorro sin esfuerzo, que te ayudará a costear tus proyectos de futuro. Consulta sus ventajas.
  2. Es un producto que te ofrece el máximo interés desde pequeñas aportaciones.
  3. Puedes disponer de tu dinero cuando lo desees sin penalizaciones ni gastos.
  4. Mientras no se rescata la operación, los rendimientos que se generan no están sujetos al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  5. Con sólo actualizar tu libreta, podrás saber en cualquier momento qué capital tienes acumulado.
  6. La flexibilidad en las aportaciones te permite modificar el importe de la prima sin que por ello cambien las condiciones del contrato que afectan a ese periodo.
  7. En caso de suspender las aportaciones, el capital acumulado sigue generando intereses.
  8. Si optas por cobrar el capital en forma de renta vitalicia puedes obtener ventajas fiscales.
  9. En caso de fallecimiento del asegurado, el beneficiario obtendría un capital igual al número de participaciones de la inversión vinculada el día del fallecimiento, valoradas al precio del día en el cual se ha notificado el siniestro, más un capital adicional del 10% limitado a:
    – 6.010,12 € si el asegurado tiene menos de 66 años en el momento de la defunción.
    – 601,01 € si el asegurado tiene 66 años o más en el momento de la defunción.
  10. En ese caso, el beneficiario podría aplicarse una reducción de hasta 9.195,49 euros1 en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.