La nueva línea de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para prestar capital circulante -dinero para funcionar- a las empresas medianas sólo dará financiación a las que crearon o mantuvieron el empleo en 2008, entre otras condiciones.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, informó hoy en el Consejo de Ministros de esta nueva línea puesta en marcha para la que las empresas medianas deberán cumplir otros requisitos, como hacer actividades de I+D+i con al menos el 1 por ciento de su cifra de negocio y que un cuarto de esa facturación se haya producido fuera de España.

Según informa el Ministerio de Economía, hay otras tres condiciones adicionales que deberán cumplir: que su volumen de negocio no supere los 4.500 millones de euros, que no estén participadas por una empresa o un conjunto de empresas que superen esa cifra y que estén al corriente de los pagos con la entidad con la que formalicen el préstamo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recordó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esta línea de crédito tendrá una dotación de 6.000 millones de euros, de los que una mitad aportará el ICO y la otra las entidades financieras.

Los préstamos serán de un máximo de 10 millones de euros a devolver en tres años, aunque se permite un año de carencia, es decir de retraso en el pago del principal, aunque sí se deberán abonar en ese periodo los intereses.

Fernández de la Vega explicó que esta línea se incluye dentro del paquete de medidas para fomentar el empleo, garantizar la protección por desempleo y aumentar la liquidez empresarial aprobadas hoy por el Consejo.

La vicepresidenta subrayó que el ICO ya ha proporcionado 2.400 millones de euros de financiación a pymes y a autónomos en los dos primeros meses del año, y en los últimos quince días ha habido 8.000 operaciones de crédito a empresas por 432 millones de euros.

“Es un gran esfuerzo por parte del Gobierno que confiemos dé resultados positivos pronto”, señaló la vicepresidenta, quien espera que a dichos resultados ayude esta nueva línea.

Según recordó el Ministerio de Economía, el objetivo de esta nueva línea es la financiación de capital circulante a empresas medianas, solventes y viables que se enfrenten a una situación transitoria de restricción de crédito.

Fuente | finanzas.com