Invierte un mínimo del 75% en renta variable de sociedades latinoamericanas, cotizadas en sus mercados locales, en EEUU o en el Latibex. Sus mercados de referencia son Brasil, Chile, Argentina y Méjico.