“Sí a la moratoria de las cuentas ahorro vivienda, aunque lo ideal sería ampliar también las deducciones fiscales durante los dos años de prórroga”. José Manuel Galindo, presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), ha comunicado a suvivienda.es la posición de los promotores ante la medida anunciada por el Gobierno. En contra de lo que ha afirmado Solbes, Galindo no opina que esta ampliación del plazo repercuta en una caída de las ventas de casas.

En la misma dirección que apunta el PP, pero con matices, el máximo responsable de la APCE apunta que “lo preferible hubiera sido aumentar dos años el plazo de las cuentas vivienda, pero con sus respectivas desgravaciones”. Galindo defiende esta opción indicando que de esta manera “los beneficiarios podrían pagar la entrada de una casa con mayor facilidad” tras transcurrir los seis años de margen. “De esta manera, se incentivaría el ahorro dos años más y su depósito para comprar una vivienda contaría con más dinero”, afirma.

Una vez que el Gobierno se ha decidido por una prórroga sin aportaciones fiscales, Galindo adelanta que la medida será positiva, aunque menos de lo que lo hubiera sido si los contribuyentes reunieran otros 18.030 euros -9.015 anualmente como cantidad máxima a ingresar en estos depósitos- más sus respectivas deducciones fiscales (unos 2.500 euros extras). “El lado positivo de la apuesta del Ejecutivo está en que se evitará que muchos beneficiarios tengan que devolver lo que ya han ingresado gracias a su cuenta vivienda”, señala.

Galindo, consciente de la difícil coyuntura económica por la que atraviesa el país, se muestra partidario de dar dos años más de plazo y esperar a que las entidades bancarias abran el grifo de las hipotecas. “En estos momentos resulta muy complicado que te concedan un crédito y es preferible retrasar la compraventa de pisos y evitar que miles de titulares de las cuentas vivienda pierdan las subvenciones recibidas durante cuatro años”, declara.

La APCE justifica la ampliación de las deducciones realizando unas cuentas sencillas. Según esta asociación, si en cuatro años se ahorran 36.000 euros, en seis se ahorrarían 54.000, justo la cantidad que necesita un comprador para hacer frente a la entrada de un piso. “Si la vivienda media tiene 90 metros y esta superficie cuesta 2.000 euros/metro, el valor del inmueble asciende a 180.000 euros. El 30% de esta cifra, correspondiente al 20% de la entrada más el 10% de costes de transacción y demás, coincide con el ahorro de estas cuentas a seis años: 54.000 euros. Así, el interesado en adquirir un piso tendría perfectamente el dinero y esto le facilitaría la compra”, apunta Galindo.

El presidente de la APCE también se ha mostrado contrario a la previsión del ministro de Economía, Pedro Solbes, sobre la caída de las ventas tras la moratoria de las cuentas vivienda. “No entiendo lo que dice Solbes. Bajarían las ventas sólo en el caso de que hubiera dinero para comprar, pero el problema es que no hay liquidez y los bancos no conceden créditos. Esta medida ayudará, por lo tanto, a que no se pierden compras de gente que en este momento se le agotan los cuatro años y no les conceden una hipoteca. En un futuro quizá obtengan un préstamo y puedan convertirse en propietarios”.

Fuente | Elmundo.es