Las entidades financieras que operan en España concedieron en el mes de septiembre 5.240 millones de euros en créditos para la compra de vivienda, lo que supone el 42,3 por ciento menos que en el mismo mes de 2007, según los últimos datos del Banco de España.

El resto de créditos -por ejemplo créditos al consumo, que financian la adquisición de automóviles, electrodomésticos, muebles o viajes- también siguieron su senda descendente, aunque no de forma tan pronunciada como los hipotecarios.

La banca concedió en septiembre 2.778 millones de euros en créditos al consumo, el 28,4 por ciento menos que hace un año, mientras que los créditos para otros fines ascendieron a 3.730 millones, cantidad el 10,4 por ciento inferior.

De esta forma, el volumen de créditos hipotecarios se ha ido acercando al volumen de otros tipos de préstamos, debido sobre todo a las mayores exigencias para su concesión, aunque también a los menores precios de la vivienda.

La cantidad de créditos concedidos a los hogares para vivienda en septiembre fue ligeramente superior a la de agosto, pero sigue muy por debajo de las cantidades que se concedían antes de la crisis.

De hecho, el volumen de préstamos hipotecarios otorgados por las entidades españolas, que cada vez tiene más difícil financiarse en los mercados para seguir prestando a raíz de la crisis, ha descendido hasta los 5.000 millones frente a las cantidades superiores a 14.000 millones que concedían antes del estallido de la crisis.

Fuente | Soitu.es