El secretario general del PSE-EE, Patxi López, aseguró ayere que coincide “plenamente” con el comisario europeo de Asuntos Económicos, el también socialista Joaquín Almunia, en que las fusiones de las cajas de ahorro “son buenas”. Sin embargo, introdujo el matiz en el que justifica la oposición de su partido a la unión entre BBK y Kutxa, e insistió: “Tiene un componente político evidente”. La prueba para López es que los presidentes de ambas entidades fueron a la sede del PNV a tratar este asunto.

López recordó en Portugalete que los socialistas han “apostado desde el principio por la fusión de las tres cajas” (BBK, Vital y Kutxa), una operación que debería desarrollarse, dijo, “desde el consenso social, desde el consenso político y desde el consenso económico”. Señaló también que los socialistas están dispuestos a que los órganos ejecutivos y de control de las cajas estén ocupados por expertos económicos.

Por otro lado, el presidente del PP, Antonio Basagoiti, en un encuentro con cargos electos de Álava, señaló que la apuesta de su partido es la libertad y el empleo. A este objetivo contrapuso la consulta del lehendakari y el apoyo del PSE a los presupuestos del Gobierno vasco.

Fuente | elpais.com