En el Santander le facilitan la tramitación de estas operaciones de leasing, en las que vendedor y arrendatario financiero son la misma persona.

  • Aporta mayor flexibilidad que un crédito porque permite financiar hasta el 100 % de la inversión.
  • Ajusta la estructura de pagos a sus necesidades, eligiendo un tipo de interés fijo o variable y con cuotas mensuales, trimestrales, anuales, etc.

Con un plazo de dos a cinco años y un tipo de interés fijo o variable a elección del cliente, la amortización se hace mediante cuotas mensuales, trimestrales, semestrales; crecientes o decrecientes.