El parón del mercado inmobiliario se sigue reflejando en la caída de las ventas de vivienda y en el número de hipotecas constituidas, donde el descenso es aún más brusco. El pasado mes de septiembre se compraron 45.809 viviendas, lo que supone una caída del 27,1% respecto al mismo mes de 2007, en línea con lo que ha ocurrido durante todo el año, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El descenso fue mucho más acusado en el caso de la vivienda usada, cuyas ventas disminuyeron el 40,7%.

El número de viviendas hipotecadas cayó en septiembre hasta las 65.146, un 37,2% menos que en el mismo mes de 2007. La de septiembre es la octava caída consecutiva del importe medio, hasta los 133.755 euros.

Éste es un síntoma de que los precios a los que se cierran las compraventas ya están cayendo con fuerza, aunque las estadísticas todavía no lo reflejan en toda su magnitud. El capital prestado por las entidades para las hipotecas se redujo un 44,1% respecto a hace un año.

Fuente | elpais.com