Si algo está creciendo en las cajas en esta crisis económica es su cartera inmobiliaria. Bien sea por las viviendas, solares y promociones que están embargando por impago de créditos o bien por las compras que están haciendo a las promotoras para evitar que quiebren, lo cierto es que ya tienen en su haber casi más inmuebles que las propias constructoras e inmobiliarias. Y lo que queda por entrar.

A partir de ahora tendrán una fórmula para deshacerse de tanto ladrillo. Ahorro Corporación, entidad participada por 42 cajas, ha creado una sociedad a la que podrán traspasar todos esos inmuebles. Esa operación puede tener un impacto inicial negativo en sus cuentas si tienen que vender sus activos a esta sociedad por debajo del precio a los que los tienen tasados, pero a la larga puede resultarles beneficioso, porque elevan su solvencia al liberar las provisiones y los recursos propios que tenían asignados a esos activos. Además, reducen creciente y concentrado riesgo al negocio inmobiliario, algo que está castigando mucho su percepión en los mercados.

De momento, la sociedad, denominada Ahorro Corporación Sociedad Inmobiliaria (ACSI), gestiona activos por valor de 3.000 millones de euros y tiene asociadas a 23 cajas, entre las que no están Caja Madrid ni La Caixa. Una vez que las entidades participantes le traspasen todos o la mayoría de sus inmuebles, se convertirá con toda probabilidad en la mayor inmobiliaria de España. Y, sobre todo, tendrá a su disposición la mayor red de venta: 17.000 sucursales de cajas de ahorros.

Su intención es vender a través de ellas los inmuebles que gestione en ocasiones tendrá que terminar de construir las promociones y, en muchos casos, aplicará descuentos de hasta el 25% sobre el precio de mercado, aunque eso no le supondrá pérdidas.

Fuente | publico.es