Aunque la hipoteca media solicitada en Madrid para pagar un piso ha caído hasta los 175.876 euros (un 15,6 % menos que en el año anterior), es aún un 27,7 por ciento superior a lo que pagan el resto de los españoles, según una valoración del mercado, difundida hoy por CCOO-Madrid.

De hecho, informa el portavoz del sindicato madrileño, Francisco Naranjo, en el mes de agosto se suscribieron en Madrid 7.679 hipotecas, un 25,4 por ciento menos que en el año anterior, y el capital prestado fue de 1.350 millones de euros, lo que supone un 37 por ciento menos que en 2007.

Según Naranjo, “la desaceleración inmobiliaria se percibe con nitidez por el retroceso muy significativo del número de hipotecas y del capital prestado, lo cual ha hecho que la hipoteca media madrileña baje un 15,6 por ciento”.

Explica asimismo que esto indica que los madrileños han limitado su endeudamiento porque “no están dispuestos a poner en riesgo su estabilidad económica”, y optan por comprar vivienda a un precio más asequible evitando “un endeudamiento que no saben si podrán asumir”.

“Pese a todo -añade Naranjo- la hipoteca madrileña es un 27,7 por ciento superior a la media nacional (175.876 euros frente a 137.658 euros), lo que supone que una familia madrileña tiene que endeudarse casi un tercio más que otra cualquiera española”, recuerda el sindicalista, para quien estas cifras son “disparatadas”.

Desde el punto de vista de CCOO-Madrid, “se pueden hacer cosas” para evitar los riesgos de las familias, pero eso exigiría del Gobierno de Madrid “negociar medidas como un pacto social por el suelo y la vivienda que certifique el final de la especulación y abra las puertas a un modelo de urbanismo con vivienda asequible”.

No obstante, Naranjo recuerda que “la presidenta (Esperanza Aguirre) lo prometió, pero su consejera de Vivienda (Ana Isabel Mariño) no ha dado un solo paso hacia la negociación”

Fuente | cotizalia.com