La Caixa asegura que su participación en el Banco Portugués de Inversión (BPI), del que es el mayor accionista, es “para siempre” y que reforzará su posición “hasta donde el Banco de Portugal autorice”, por lo que la entidad catalana parece dispuesta a adquirir hasta el 33% del capital, según afirmó el director ejecutivo de obra social de la entidad española, Jaime Lanaspa, en una entrevista con el “Diario Económico”.

“La Caixa está en el capital del BPI para siempre y, por eso, sigue comprando acciones hasta donde el banco central autorice, para bajar el precio medio de la participación”, afirmó Lanaspa, que recordó las buenas relaciones que mantienen con el actual consejo del BPI, presidido por Fernando Ulrich, que sirvieron para frenar la OPA que lanzó sobre la entidad el Banco Comercial Portugués (BCP) a un precio de 7 euros por acción, muy por encima de la cotización actual.

De hecho, esas buenas relaciones y la estabilidad accionarial del banco explica, según el director de comunicación de La Caixa, que no haya ninguna urgencia en reforzar la presencia de La Caixa en el órgano de gestión del BPI.

Actualmente, la caja española no tiene hoy más peso que otro accionista estratégico, sólo cuenta con tres administradores no ejecutivos y parece que así será hasta al menos 2011, fecha en la que concluyen sus mandatos. Mientras que el brasileño Itaú, con el 19,9% del capital tiene los mismos administradores y un representante en la vicepresidencia del banco.

La Caixa, que en los últimos meses ha aumentado su participación en BPI, cuenta con un 29% del capital del banco luso y a partir de enero, según el diario, tiene autorización del Banco de Portugal para adquirir hasta el 33%. A partir de ahí está obligada por ley a lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA), aunque por ahora la entidad española no revela si tendría interés en esa opción.

Fuente | europapress.es