Las entidades financieras españolas mantenían en sus balances un total de 155.741 millones de euros en activos hipotecarios titulizados hasta septiembre, un 40% más que los 110.995 millones que acumularon hasta el mismo mes del año anterior, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) recogidos por Europa Press.

Las entidades financieras emiten títulos hipotecarios para mantenerlos en balance con el objetivo de utilizarlos como respaldo para acudir a las subastas que realiza el Banco Central Europeo (BCE) en caso de que sea preciso, un mecanismo que cobra mayor importancia en un momento como el actual de crisis de liquidez.

Expertos consultados por Europa Press apuntaron que el hecho de que las entidades españolas aumenten estas emisiones de titulizaciones es una señal de “prudencia”, ya que permite “acumular un colchón en el caso de que sea necesario acudir a la financiación al BCE en un futuro”.

CAEN LAS TITULIZACIONES HIPOTECARIAS.

En los nueve primeros meses del año las entidades españolas pisaron el freno a las titulizaciones con garantía hipotecaria. De hecho, el volumen emitido entre enero y septiembre cayó un 12,1% respecto al mismo periodo de 2007, hasta alcanzar los 74.478 millones de euros.

Sin embargo, en los últimos días varias entidades se han animado a convertir préstamos hipotecarios en títulos negociables, acabando con el periodo de sequía. La última iniciativa corrió a cargo de BBVA, que lanzó una titulización de bonos con garantía hipotecaria por importe de 8.500 millones de euros, la mayor operación de estas características realizada hasta ahora en España.

Banco Popular, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) o el Santander son otras de las entidades que han realizado emisiones en las últimas semanas para reforzar sus líneas de liquidez.

La titulización es una operación por la que una entidad transforma un activo o un derecho de cobro no negociable, como los créditos hipotecarios de los clientes de una entidad financiera, en valores de renta fija homogéneos, estandarizados y, por consiguiente, susceptibles de negociación en mercados de valores organizados.

El saldo vivo de los títulos hipotecarios alcanzó al cierre de septiembre los 307.598 millones de euros, un 21,4% más que el año anterior, lo que supone el 45,03% del total del saldo hipotecario que gestionaban las entidades financieras.

Fuente | Cotizalia.com