Ibercaja y Caja Inmaculada (CAI) han insistido hoy en que no tienen ninguna intención de fusionarse, al considerar que su integración no les reportaría mejoras competitivas significativas y que sus ratios actuales son muy similares a los de las grandes cajas de ahorros.

Así lo ha dicho hoy el presidente de CAI, Antonio Aznar, quien, acompañado del presidente de Ibercaja, Amado Franco, ha participado en la presentación del VIII Congreso Nacional de Economía, que se celebrará en Zaragoza del 19 al 21 de noviembre.

Preguntados por la posibilidad de que las dos entidades aragonesas puedan fusionarse, como han decido hacer las vascas BBK y Kutxa, han reiterado la intención, ya expresada en otras ocasiones, de no acometer ningún proceso de integración.

Aznar ha insistido en que no hay nada, ni desde el punto de vista teórico ni desde el práctico, que aconseje la fusión, puesto que ambas entidades están “funcionando bien” y cuentan en sus principales ratios -solvencia, liquidez- con niveles muy similares a los de las grandes cajas.

“Si estuviéramos convencidos” de que pudiera producirse alguna mejora con la fusión “no tendríamos ninguna duda” en acometerla, ha concluido.

Fuente | soitu.es