Este préstamo hipotecario está diseñado por Banco Santander para facilitar el acceso a la compra de una vivienda, reduciendo considerablemente la cuota, al aumentar el plazo hasta 40 años. Este amplio periodo permite adecuar la cuota a cada circunstancia personal. Entre otras cosas, podrá contratar el Seguro de Amortización y financiarlo junto con el importe del préstamo, ya que por muy poco dinero más al mes estará cubierto el capital pendiente en caso de fallecimiento, invalidez y desempleo.

La hipoteca hasta 40 años de Banco Santander tiene las siguientes condiciones:

  • Financiación máxima: 95% del valor de tasación contratando el Seguro de crédito.
  • Plazo máximo: 40 años.
  • Posibilidad de contratar carencia durante el primer año.