Si no quiere pagar cuotas el primer año, para afrontar con mayor comodidad los gastos iniciales o si necesita tiempo para vender su anterior vivienda. Durante el primer año no pagará ninguna cuota, no se amortiza capital y los intereses se difieren total o parcialmente, a su elección, pasando a formar parte del capital pendiente.

Las condiciones generales de este tipo de préstamo son:

  • Plazo: Hasta 40 años. El plazo en el que no pagará cuota inicial puede ser hasta 12 meses, pudiendo elegir un plazo inferior.
  • Importe: hasta el 85% del valor de la vivienda
  • El tipo de interés puede ser fijo o variable
  • Cuando se elija un tipo de interés variable las revisiones del mismo se realizarán semestralmente en función de la evolución de los índices oficiales (Euribor, Hipotecario Cajas  o Bancos, CECA) más un diferencial.
  • Cuotas mensuales
  • Sistema de amortización: francés, cuotas constantes comprensivas de capital e intereses.