El vicepresidente económico de la Generalitat Valenciana, Gerardo Camps, ha manifestado hoy que el gobierno autonómico “ni alienta ni desalienta” un posible proceso de fusión de las dos principales cajas de ahorro con sede en la Comunitat, la valenciana Bancaja y la alicantina Caja Mediterráneo (CAM).

Preguntado por la fusión de dos de las cajas vascas, Camps ha recordado que la Generalitat ha mantenido “siempre” una misma posición en este asunto, en el sentido de que cualquier acuerdo de fusión o absorción entre entidades valencianas dependerá de la decisión de los órganos de gobierno de las cajas.

El conseller de Economía ha insistido en que ambas entidades actúan “con absoluta libertad y total respeto” por parte de la Generalitat, por lo que “si adoptaran una decisión de este tipo sería respetada”, al igual que si siguen como hasta ahora.

Fuente | Soitu.es