‘The Wall Street Journal’ ha alabado la respuesta del gobierno de España ante la crisis financiera. Según el rotativo, el Banco de Inglaterra propone estudiar las medidas españolas para trasladarlas al plano internacional.

En 2000, el Banco Central de España introdujo un sistema “dinámico” que obligaba a los bancos a acumular reservas contra hipotéticas pérdidas futuras. Gracias a estas provisiones, los bancos españoles comenzaron el año con un colchón de 40.000 millones de euros y una cobertura de más del 200% para préstamos impagos.

El banco de Inglaterra ha puesto el escenario español como propuesta para ser trasladada a nivel internacional. Así, este ejemplo ha llegado al Foro de Estabilidad Financiera, un grupo de bancos centrales que coordina y controla la respuesta internacional del sistema financiero a la crisis, que se ha puesto a estudiar la gestión española.

La idea sobre la que se sustenta el sistema español es que la economía es cíclica, según explica el periódico estadounidense. Durante el tiempo que crece, el sistema fuerza a los bancos a asegurar provisiones para cada préstamos en el caso de que vaya mal. En los malos tiempos, los bancos utilizan estas provisiones con el objeto de evitar recortar su capacidad de préstamos o de necesitar un aumento de capital.

El artículo cita al ex gobernador del Banco de España y director de la división de mercados de capitales del Fondo Monetario Internacional, Jaime Caruana, al apoyar la importancia del principio “anticíclico”. “La capacidad del sistema financiero para exarcerbar o amplificar algunas tendencias en los ciclos económicos es un elemento importante que necesita ser mitigado”, cita el rotativo.

‘The Wall Street Journal’ defiende que las medidas, si bien no han evitado que España caiga en recesión, han reducido el problema de solvencia que han sufrido los bancos de Estados Unidos y Gran Bretaña, entre otros.

Fuente | elmundo.es