La operación elevaría al 92% la presencia de la energética italiana en el accionariado de la española

Enel ha alcanzado un acuerdo de financiación con Santander, BBVA y otras siete entidades para adquirir el 25% de Acciona en Endesa, y se encuentra a la espera de que la constructora presidida por José Manuel Entrecanales dé su visto bueno a la operación, indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la operación.

Por su parte, fuentes de Enel se negaron a hacer comentarios. La adquisición de la participación de Acciona, que elevaría al 92% la presencia de Enel en el accionariado de Endesa, requiere una ruptura anticipada del acuerdo parasocial para el control de la eléctrica y el ejercicio de la opción de venta del 25% de la constructora, al que en principio no se podía recurrir hasta marzo de 2010.

El diario ‘Cinco Días’ publica hoy que el Santander financiará con 1.300 millones a Enel en la operación de compra del 25% que tiene Acciona en Endesa, en la que el grupo italiano pagará 8.000 millones en efectivo y el resto en activos. La cantidad acordada con el Santander está por debajo de los 2.500 millones que la entidad presidida por Emilio Botín prestó a Acciona para entrar en la eléctrica. En su momento, Acciona pidió prestados 8.800 millones para entrar en Endesa.

Pese a las pérdidas en bolsa, la constructora tiene derecho a ejercer en 2010, o ahora, si así lo acuerda con Enel, un ‘put’ de venta de su 25% en Endesa al precio de la OPA, esto es, 41,3 euros por acción, e ingresar con ello cerca de 11.000 millones. Al ‘put’ deben sumarse intereses y descontarse los 1.138 millones que le corresponden a Acciona como parte del dividendo extraordinario de 4.500 millones que Endesa distribuirá con las plusvalías de la venta de activos a E.ON. De este reparto, Enel se llevará 3.050 millones que podrían servirle para reducir deuda o financiar su escalada en el accionariado de la eléctrica.

Por otro lado, los bancos de inversión de Enel y Acciona, Mediobanca y Citi, respectivamente, negocian una solución en la que al ‘put’ se le resten además, conforme reza el acuerdo parasocial, el valor de los activos de renovables de Endesa, que serán transferidos a la constructora para dar origen a la sociedad Acciona Energía.

Toma de control de Endesa

La toma de otro 25% en Endesa no sólo elevaría la participación de Enel en la eléctrica al 92%, sino que le daría un control efectivo de la compañía que ahora, debido a la formulación del pacto parasocial, no puede ejercer pese a tener un 67%.

Por otro lado, el grupo italiano y su socio español tienen suspendida la aprobación en el consejo de administración de Endesa tanto del reparto del dividendo extraordinario como de la creación de la sociedad de renovables entre activos de la eléctrica y de la constructora.

Por otro lado, Enel sigue reforzando su posición de liquidez y, a finales de diciembre, recibió muestras de interés por parte de doce sociedades para la adquisición de la red de distribución Rete Gas por entre 1.200 y 1.400 millones de euros. Esta operación quedará cerrada previsiblemente en marzo y, una vez descontada la deuda del activo, permitirá a Enel ingresar entre 800 y 900 millones.

Fuente | lavanguardia.es