La manguera de liquidez que han inyectado los Gobiernos ha aminorado el problema de la liquidez, pero no lo ha hecho desaparecer. Según el Santander, el primer banco del mundo por beneficios, sería “deseable” que el Banco Central Europeo (BCE) alargara los plazos a los que otorga liquidez. Hasta diciembre próximo, el BCE se ha comprometido a prestar ilimitadamente a un plazo de seis meses. “A la espera de un gradual restablecimiento de los mercados, la liquidez deberá continuar siendo asistida”, dice el Boletín Financiero del Santander.

La banca española es la primera interesada en esta medida. Bancos y cajas afrontan vencimientos de 72.000 millones en 2009 y de 78.000 millones en 2010, según estimaciones de Analistas Financieros Internacionales (AFI) que maneja el Santander. Esta entidad cree que el sistema financiero español “no va a tener problema a nivel agregado” para atender los vencimientos.

Fuente | elpais.com