Ante la falta de liquidez de los pequeños empresarios, el Santander ha decidido abrir una línea de créditos preconcedidos dirigidos a pymes, autónomos y comercios por importe de 4.000 millones de euros.

“Queremos reforzar nuestro compromiso con los pequeños empresarios, autónomos y comercios y ponemos de manifiesto nuestro apoyo a cualquier proyecto solvente que nos presenten las empresas para 2009″, señaló Enrique García Candelas, responsable de Banca Comercial España del Santander.

Lo que ha hecho el banco es analizar a este colectivo de clientes y ha identificado a unos 40.000 a los que no ve ningún inconveniente en concederles un préstamo. A ellos se les enviará una comunicación en la que se les ofrece esa opción.

Al ser crédito preconcedido, resalta la entidad, se agilizan los trámites para que el dinero pueda estar realmente en manos del autónomo o la pyme que suscriba el préstamo.

Los 4.000 millones se estructuran en diferentes productos. Por un lado, hay 1.000 millones que se canalizan, por un lado, a través de Préstamo Protección, con un plazo de dos a cinco años y un tipo de interés variable sólo a la baja, que descontará del tipo máximo las caídas del Euribor. Y, por otro, mediante la Credicuenta Santander, un producto que retribuye el saldo acreedor del cliente.

Estos 1.000 millones ya pueden ser solicitados, mientras que los 3.000 restantes llegarán a los clientes a lo largo de este mes mediante operaciones de leasing y renting (1.000 millones) y préstamos y pólizas de crédito (2.000 millones).

El Santander incide en que en los 11 primeros meses de 2008 concedió 111.796 créditos y préstamos a empresas, por un importe total de 25.381 millones de euros. De ellos, 72.294 son nuevas operaciones, mientras que 39.502 corresponden a operaciones renovadas.

Fuente | elmundo.es