El Banco Santander ha anunciado un aumento de su capital de casi 7.200 millones de euros, en una decisión que ha sorprendido al mercado y que se produce en medio de una crisis crediticia mundial que ha golpeado a las grandes instituciones financieras.

Las acciones del mayor banco español y de la zona euro han reaccionado con fuertes caídas al anuncio. Los títulos valían al cierre de la jornada un 5,04% menos que en la apertura, por debajo de los ocho euros. “Es una sorpresa total para el mercado”, ha afirmado sobre la operación un operador de Venture Finanzas a Reuters.

Los analistas creen que el mercado castiga al valor precisamente porque ha sido un anuncio inesperado. Además, la operación “diluirá del beneficio por acción”, explica Silvia Verde, analista financiera de Inverseguros.

El Santander emitirá cerca de 1.600 millones de acciones, con un valor de 4,5 euros cada una, para reforzar su ratio de ‘core capital’. Ese precio representa un descuento significativo respecto al cierre del viernes, cuando las acciones de la entidad se situaron en 8,34 euros.

“Santander se anticipa a reforzar su capital ofreciendo una magnífica oportunidad de inversión a sus accionistas”, ha afirmado el presidente del banco, Emilio Botín, en el comunicado. El importe total de la emisión ascenderá a 7.194 millones de euros.

“La operación está totalmente asegurada”, dijo el banco, cuyo ratio de ‘core capital’ se situaba a finales de septiembre en el 6,31%. “Como respuesta a una mayor autoexigencia de solvencia en el actual entorno económico, el banco ha decidido elevar su objetivo de core capital hasta el 7%”, explica.

“Aunque el momento de la ampliación puede sorprender, la iniciativa era de esperar teniendo en cuenta las recientes decisiones de subir los niveles mínimos de capital exigibles en el Reino Unido y Portugal, así como el hecho de que Santander no haya podido vender sus activos”, dijo a Reuters un operador en Madrid, en referencia a la participación del banco en Cepsa y a su división de gestión de activos.

Compras de los últimos meses

La ampliación de capital cuenta con un derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas. Cada acción en circulación otorgará un derecho de suscripción preferente y se necesitan cuatro derechos de suscripción preferente para suscribir una acción nueva. El periodo de ejercicio de los derechos de suscripción comenzará previsiblemente el 13 de noviembre y finalizará el 27 de noviembre.

A finales de octubre, el banco había enviado un mensaje tranquilizador a los inversores que se mostraron preocupados por la evolución de sus ratios de capital tras una reciente ola de adquisiciones en medio de la crisis financiera.

El Santander ha afirmado, en una conferencia con analistas para explicar el aumento de capital, que los fondos no se destinarán a nuevas adquisiciones y también que la operación tampoco está relacionada con posibles amortizaciones o cargos en su balance.

Además, informó de que el Santander prevé mantener en 2009 el mismo dividendo por acción que este año. El presidente ejecutivo del banco, Alfredo Sáenz, afirmó previamente que el Santander continuará con su proceso de desinversiones selectivas para “desapalancar” su balance.

Sin embargo, el banco ha adelantado que ha decidido postergar el proceso de desinversión, dadas las condiciones de mercado, “hasta que los precios sean los adecuados”.

Sáenz había afirmado recientemente que el proceso de integración de los activos y entidades recientemente adquiridos -el banco británico Alliance & Leicester, la entidad hipotecaria Bradford & Bingley y la estadounidense Sovereign- avanzaba sin problemas y no tendría un impacto importante en sus ratios de capital.

Fuente | elmundo.es