El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, ha propuesto hoy que el ingreso que recibirá la comunidad autónoma por la ampliación de capital del Banco Santander, estimado en unos 72 millones de euros, se destine a “una sustancial mejora de la atención sanitaria” de la comunidad autónoma.

“Dada la situación de franco deterioro que atraviesa nuestro sistema sanitario y el momento de crisis actual, resulta inaplazable aumentar la facilidad de acceso, la equidad y calidad de la atención sanitaria que reciben los cántabros”, ha opinado Diego en un comunicado.

El líder de los populares cántabros ha señalado que Cantabria necesita “con urgencia” un plan integral de reducción de las listas de espera y ha indicado que “no bastan medidas aisladas o coyunturales”.

Diego ha afirmado que la solución para reducir las listas de espera debe ir acompañada del “esfuerzo en capital humano o en profesionales sanitarios, de un fuerte impulso de las inversiones en infraestructuras sanitarias y de la mejora y puesta en funcionamiento de nuevos servicios”.

El presidente del PP de Cantabria ha apostado por la construcción del Hospital de Castro Urdiales, al que, a su juicio, ha renunciado el Gobierno cántabro.

Además, ha pedido garantizar una cartera de servicios para el Hospital Tres Martes que sea la de un hospital comarcal y acorde a las necesidades de la comarca.

El responsable de los populares cántabros ha defendido la ampliación y mejora de los hospitales de Laredo y Sierrallana, así como la puesta en funcionamiento, en este último, de una unidad de partos y de un servicio de Pediatría y Cirugía Infantil. “Se trata de que vuelvan a nacer niños en Torrelavega y de mejorar su atención sanitaria en toda esa área de salud”, ha explicado.

Diego ha considerado que también existe una “deuda pendiente” con la reforma integral del Centro de Rehabilitación Psiquiátrica de Parayas y con la red asistencial en salud mental.

El líder popular pide también inversiones en Atención Primaria, como el acondicionamiento y reapertura de los 16 consultorios rurales cerrados por el Gobierno, o la inmediata construcción de los centros de salud de Nueva Montaña o Bezana.

“Hay que aprovechar esta oportunidad para dar un salto adelante en sanidad y recuperar para nuestra comunidad las posiciones de liderazgo y referencia que tuvimos con los gobiernos del Partido Popular”, ha afirmado.

Además, ha argumentado que “ahora que la limitación de ingresos tensiona las finanzas públicas para atender servicios esenciales. “Vendría muy bien concentrar este ingreso extraordinario en el servicio público de salud”, ha dicho.

Fuente | Soitu.es