Desde el Ministerio de Economía se ha lanzado el mensaje de que el sector financiero español ahora sí es uno de los más solventes, en parte gracias a la reforma del sector bancario como apunta Íñigo Fernández de Mesa, secretario de Estado de Economía.

Uno de los argumentos que esgrime Fernández de Mesa para llevar a cabo esta rotunda afirmación es el hecho de que considera que los bancos españoles llevan más de 30 meses ofreciendo créditos, y que una pequeña o mediana empresa española se financia ya al mismo coste que lo hace una alemana.

Tampoco cree que España sea la misma en el ámbito macroeconómico, y además logrará cerrar el año con superávit comercial por cuarto año consecutivo debido al aumento en hasta diez puntos de las exportaciones. Es por ello que el secretario de Estado de Economía considera que debe seguir adelante la senda reformista.