El Gobierno socialista inyectará 4.000 millones de euros en el sistema bancario portugués para reforzar la solidez de las instituciones financieras, anunció hoy el titular de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos.

Tras un Consejo de Ministro extraordinario, Teixeira dos Santos justificó la medida como una forma de “establecer un mecanismo de apoyo a los bancos en su intento de refuerzo de la solidez financiera”.

La medida hoy anunciada sigue a la ley aprobada por el Parlamento luso el pasado 20 de octubre, que otorga al Estado la facultad de transferir fondos para la banca hasta un valor de 20.000 millones de euros.

Teixeira dos Santos aclaró además que el gobernador del Banco de Portugal, Vítor Constancio, exigirá a las entidades financieras lusas, como contrapartida, que mantengan un nivel de solvencia correspondiente al 8 por ciento de sus fondos propios.

“Eso obligará a las instituciones a reforzar la solidez financiera”, sostuvo Teixeira dos Santos, que recordó que la medida es similar a las puestas en marcha en otros países comunitarios.

Teixeira dos Santos anunció también hoy la nacionalización del Banco Portugués de Negocios, que afrontaba una “inminente suspensión de pagos” por los 700 millones de euros de pérdidas y la aprobación de medidas para pagar a proveedores del Estado una deuda atrasada de 2.450 millones de euros.

Fuente | lavanguardia.es