El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria llegó a perder hasta 1.293 millones de euros en el conjunto del anterior año 2015 debido a la pérdida de valor de su participación de la matriz de Bankia, BFA, pero también de Sareb y BMN, según ha informado recientemente el propio organismo dependiente del Ejecutivo.

Analizando las cifras al detalle, del total perdido 907 millones de euros pertenecen al deterioro de valor del capital de BFA y BMN. De este particular montante, 763 millones de euros corresponden a la matriz de Bankia, mientras que los otros 144 millones de euros forman parte de la desvalorización de BMN.

El balance que ha ofrecido el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada de sus cuentas arroja en el conjunto del año 2015 un activo de 19.787 millones de euros, un pasivo de 19.498 millones de euros y un patrimonio neto de 289 millones de euros.