Los nuevos créditos concedidos por bancos y cajas de ahorros a los hogares para la compra de vivienda se desplomaron un 52% en noviembre respecto al mismo mes de 2007, hasta situarse en 4.848 millones de euros, según datos provisionales del Banco de España recogidos por Europa Press.

El total de nuevos créditos a los hogares se estableció en 20.203 millones de euros en noviembre, lo que significa un descenso del 40%, según figura en el último Boletín Estadístico del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Dentro de este importe, los préstamos al consumo concedidos a las familias cayeron un 42%, estableciéndose en 2.833 millones de euros, mientras que los créditos para otros fines pasaron de 5.125 millones en noviembre del pasado año a 4.298 millones en el mismo mes de 2008, lo que arroja una disminución del 16%.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó el pasado mes de diciembre su convicción de que en los primeros meses de 2009 mejorarán las condiciones y la capacidad de bancos y cajas para conceder créditos.

En aras de este objetivo, Zapatero se reunirá este mes con los máximos responsables de las principales entidades financieras -Santander, BBVA, Caja Madrid o ‘La Caixa’-, tal y como ya ha hecho en al menos dos ocasiones.

Asimismo, el Ejecutivo se ha reunido con representantes de las patronales del sector, la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) para analizar la situación del sistema financiero y expresar su disposición a adoptar las medidas de apoyo y estímulo para facilitar la concesión de crédito.

En esta dirección se inscriben la creación del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) del Tesoro para dar liquidez por importe de hasta 50.000 euros a las entidades a cambio de activos sanos, y la concesión de avales por importe de 200.000 millones de euros para que realicen emisiones.

De hecho, el Gobierno ya ha trasladado a las entidades financieras la “conveniencia” de que sigan concediendo crédito dentro de la evaluación de los riesgos y ha resaltado la necesidad de que la recuperación del sistema financiero se produzca “cuanto antes”.

Concretamente, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado que el Gobierno “apretará al máximo” a la banca para que avance en la concesión de créditos a empresas y familias, aunque siempre en operaciones solventes que no pongan en riesgo la actividad de las entidades financieras.

Por su parte, las entidades financieras sostienen que no han cortado el grifo de préstamos e inciden en que las solicitudes de crédito con capacidad de devolución han descendido de forma significativa en el actual entorno de dificultades económicas.

Fuente | europapress.es