El Banco Central Europeo (BCE) ha bajado los tipos de interés para aliviar los problemas que atraviesa la economía de los países de la eurozona.

El banco emisor europeo ha reducido los tipos en 50 puntos básicos, hasta el 3,25%, el nivel más bajo desde octubre de 2006, en una decisión que era esperada por el mercado. “Ha sido una decisión unánime”, ha afirmado el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet. “Barajamos dos opciones ante el alivio de la presión inflacionaria, un recorte de 50 puntos básicos y otro de 75 puntos básicos”, ha añadido. Tras esto, Trichet ha admitido que “no excluye” que se produzcan nuevos recortes de tipos en próximas reuniones.

La noticia es una buena nueva para todos los hipotecados en España. El descenso podría provocar que el Euribor se siga moderando en las próximas semanas después de que las tensiones en los mercados financieros se hayan relajado tras unas semanas de gran incertidumbre.

El indicador hipotecario, el más utilizado como referencia para la revisión de hipotecas en España, registró su vigésima bajada consecutiva este jueves y situó su tasa diaria en el 4,7%, frente a los máximos por encima del 5% alcanzados en octubre.

Giro en la situación económica

El panorama económico ha cambiado respecto al de meses atrás, cuando el BCE optaba por una estrategia de contención de los tipos de interés en un intento por mantener a raya la la inflación al tiempo que lidiaba con la desaceleración económica, que aconsejaba un recorte con el fin de facilitar que hubiese más liquidez en el mercado.

La situación dio un giro a comienzos del pasado mes de octubre, cuando el BCE, en una acción conjunta con otros bancos centrales, entre ellos la Reserva Federal de EEUU, recortó los tipos en un punto después de un año centrado en la evolución de los precios. Ahora la inflación parece dar una tregua gracias al abaratamiento del petróleo, mientras que la amenaza de la recesión tras el recrudecimiento de la crisis financiera es aún mayor. Algunos países se sitúan ya al borde la recesión -dos trimestres seguidos de contracción económica- entre ellos España o Reino Unido. La tasa de inflación interanual de la zona del euro disminuyó en octubre cuatro décimas, hasta el 3,2%, la tasa más baja desde el mes de enero.

“Las caídas recientes en los precios y la desaceleración de la demanda hacen pensar que la inflación seguirá bajando en 2008 y se estabilizará en 2009″, ha dicho Trichet, que ha añadido que “la incertidumbre en los mercados financieros es enormemente elevada”.

Poco antes de conocerse la decisión del BCE, el Banco Central de Inglaterra ha hecho un recorte drástico de los tipos en 175 puntos básicos, hasta el 3%, más de lo que esperaban los expertos.

“Los dos últimos meses han visto un cambio a la baja para las perspectivas de inflación en Reino Unido, mientras que ha habido un marcado deterioro en las expectativas de actividad económica”, ha explicado la institución.

Recortes en todo el mundo

Con este recorte de tipos, el BCE se sumaría a otros bancos centrales que en los últimos días los han bajado. La Fed redujo el precio del dinero la semana pasada hasta el 1% (el nivel más bajo desde 2003). Por su parte, el Banco de Japón recortó los tipos en un 0,5 hasta el 0,3% y el Banco central australiano los bajó en tres cuartos de punto hasta el 5,25% (el descenso acumulado mensual es de 175 puntos básicos).

El propio Trichet anticipó hace unas semanas una posible rebaja de tipos para esta reunión ante la moderación de las expectativas de inflación.

La Comisión Europea (CE) considera que Europa ha entrado en recesión arrastrada por el desplome de las grandes economías, debido al efecto de la crisis financiera y la corrección del sector inmobiliario en muchos países.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro se contrajo ya en el segundo trimestre de 2008 (-0,2%), volvió a hacerlo en el tercero (-0,1%) y seguirá cayendo en el cuarto (-0,1%).

La CE prevé que la economía del área comenzará una lenta recuperación a partir de 2009. Sin embargo, de momento los datos siguen sin ofrecer un panorama esperanzador. El índice de gestores de compras del sector manufacturero de la zona del euro bajó en octubre hasta 41,3 puntos, frente a los 48,3 puntos de septiembre.

Fuente| elmundo.es