BBVA confía en que no se produzca un fuerte impacto en sus cuentas por la decisión del pueblo británico de salirse de la Unión Europea. Confía de esta manera en afrontar la coyuntura con fortaleza, confiando en la diversificación geográfica que dispone el propio grupo y en el modelo de negocio actual.

De hecho, la entidad financiera ha filtrado un mensaje de calma y tranquilidad al asegurar que disponen de una liquidez holgada para gestionar una posible volatilidad alta de los mercados. Además, BBVA no cuenta con una elevada presencia en el Reino Unido, país en el que apenas sí tiene un total de 158 empleados y unos activos que representan el 0,3% del balance total.

Por otro lado, desde BBVa aseguran que sí habrá impacto negativo en la economía británica, aunque éste no será tan fuerte en el resto de Europa. Los bancos centrales ya están trabajando para tratar de limitar los efectos del Brexit lo máximo posible.