Asúa considera que los bancos que han cometido errores “deben pagar por ellos”

El director de BBVA para España y Portugal, Juan Asúa, advirtió hoy de que el sistema financiero español se enfrenta al empeoramiento de la morosidad, al fuerte deterioro de los niveles de empleo y al aplanamiento e incluso caída de los resultados.

“El sistema financiero español se enfrenta a un entorno crecientemente complicado y del que estamos ya percibiendo algunos efectos” como la clara desaceleración de la actividad económica, dijo Asúa en su intervención en el ‘Foro Gipuzkoa Aurrera’.

Las perspectivas para la economía real “no están siendo nada halagüeñas”, indicó el directivo, para quien parece claro que muchos de los países desarrollados, entre ellos varios europeos, están entrando en recesión, situación que se prolongará durante el inicio de 2009.

“España no es ajena, en absoluto, a esta crisis. Y para encararla parte con algunos inconvenientes adicionales”, como que el modelo productivo esté escorado hacia la construcción, lo que tendrá un mayor impacto en el desempleo, sostuvo.

Asúa también advirtió de que la elevada dependencia de España de la financiación exterior es más grave en situaciones de estrecheces de liquidez como la que atraviesan estos momentos los mercados financieros.

No obstante, destacó que el sistema financiero español cuenta con acertadas políticas de regulación y supervisión del Banco de España, con una buena gestión y con modelos de negocio orientados al cliente, lo que supone un comportamiento diferencial respecto al de otros países.

Gracias a estas ventajas, la banca española goza de niveles de eficiencia, rentabilidad y solvencia claves para afrontar la crisis, que “comparan muy favorablemente en un contexto internacional”, sostuvo el directivo del BBVA, tras considerar que España parte de una situación mejor que otros países en términos de cuentas públicas y de porcentaje de deuda sobre el PIB.

Para Asúa, las causas de la crisis radican en “algunos excesos y déficits” que han derivado en una crisis de valores, por la que algunos bancos y reguladores “han dado la espalda a los principios sobre los que se debe cimentar el sistema financiero”.

AGENCIAS DE RATING.

Ante esta situación, Asúa consideró que los bancos que han cometido errores “deben pagar por ellos”, al tiempo que se ha de mejorar y homogeneizar la regulación y supervisión bancaria, con mayores niveles de coordinación internacional.

Asimismo, abogó por restaurar la disciplina de mercado, para lo que es fundamental contar con información y transparencia suficientes para identificar el perfil de riesgo de cada activo y de cada entidad, lo que hace necesario el adecuado funcionamiento de las agencias de rating.

El director de España y Portugal de BBVA explicó el modelo diferencial de gestión de BBVA e incidió en que el grupo “está preparado para convertir esta situación en una oportunidad” para consolidarse como la entidad a la cabeza del sector.

“En BBVA siempre hemos creído que las crisis son siempre excelentes oportunidades de crecimiento y consolidación para aquellas entidades que saben ver estos cambios, se preparan para ello, y ponen en práctica estrategias acordes con los nuevos tiempos”, afirmó.

Para ello, el BBVA ha desarrollado en los últimos años acciones encaminadas a afrontar las mayores inquietudes existentes a día de hoy en el mercado: la liquidez, la calidad de los activos y la solvencia, dijo Asúa.

Además, desde un punto de vista más cualitativo, BBVA mantiene una estrategia diferencial que se basa en tres aspectos irrenunciables, hoy más vigentes que nunca, que son los principios, la innovación y las personas.

Fuente | cotizalia.com