Mark Carney, el que hasta el momento es el gobernador del Banco de Inglaterra, ha informado que el organismo rebajará los tipo de interés durante este verano a causa del Brexit. Y es que, dado que las perspectivas económicas han empeorado para las islas, se requiere una flexibilización de la política monetaria para este verano.

De esta manera, la próxima reunión acerca de la política monetaria a seguir, el Banco de Inglaterra ofrecerá un análisis de la situación en el Reino Unido después del Brexit, mientras que en la siguiente reunión programada para el mes de agosto se abordarán los instrumentos a utilizar para actuar de la mejor manera posible.

Eso sí, Mark Carney ha avisado de que un escenario con los tipos de interés bajos o incluso negativos puede llegar a tener malas consecuencias en los bancos, al igual que puede provocar que se reduzca la disponibilidad del crédito o que se encarezca su precio.