El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, aseguró ayer que “no hay nada peor” que un escenario de recesión económica combinado con un déficit público “muy voluminoso” que obligue a actuar contractivamente desde el punto de vista fiscal.

Durante la presentación de los resultados anuales de las empresas no financieras de la Central de Balances, Malo de Molina advirtió de que los ingresos públicos están cayendo a una “velocidad importante”, por lo que las actuaciones que se hagan en este frente deben tener una perspectiva “consistente a la estabilidad presupuestaria”.

Malo de Molina, que declinó valorar las medidas anunciadas ayer por el Gobierno, aseguró que “hay razones que piden prudencia” en el uso del margen disponible, porque las finanzas públicas se han visto deterioradas con rapidez.

Fuente | elpais.com