Hace tiempo que la ecología dejó de ser patrimonio de unos pocos defensores de la Naturaleza, y los valores “verdes” se encuentran ya en todos los ámbitos. En el mercado financiero son innumerables los productos de inversión (como fondos y depósitos) referenciados a los valores de la defensa del medio ambiente. Ahora, además, la ecología se financia, aunque la oferta de préstamos para poner en marcha instalaciones de este tipo es aún muy limitada. Las entidades que disponen de este producto ofrecen a particulares y comunidades de vecinos un importe de hasta 50.000 euros para realizar reformas que promuevan el ahorro de energía.
Instalaciones ecológicas

La oferta de créditos ecológicos se limita en España a dos entidades, y están dirigidos a personas físicas particulares (viviendas unifamiliares, bifamiliares, etc.) y comunidades de vecinos, así como a instaladores, promotores, constructores, arquitectos, aparejadores, ingenieros.. que sirvan de prescriptores para financiar las operaciones al cliente final (particulares y comunidades de vecinos). El importe máximo del crédito oscila entre 35.000 y 50.000 euros, con un plazo de amortización que alcanza los 6 ó 7 años, y aplican un tipo de interés variable vinculado al Euribor + 0,6% ó +1%.

Sa Nostra:

El “Préstamo Ecológico” financia todas aquellas inversiones que tengan como finalidad mejorar el medio ambiente. Su importe máximo es de 35.000 euros, a los que se aplica un tipo de interés referenciado al Euribor + 0,65% (revisión semestral). El plazo de amortización máximo es de seis años -con una TAE del 4,61%- y no prevé el cobro de comisión alguna.

A través de esta propuesta se pueden financiar varias actividades: desde la construcción de aljibes o cisternas para recoger agua de lluvia, a sistemas de riego por goteo o drenaje subterráneo, pasando por la adquisición de electrodomésticos de bajo consumo (lavadoras y lavavajillas) y la instalación de “kits” de ahorro como los grifos con perlizadores y reguladores de caudal, las duchas eficientes y sistemas de ahorro para cisternas. Además, también se financia la instalación de contadores individuales en las comunidades de propietarios.

Banco Guipuzcoano:

El “Préstamo Nuevas Energías” está destinado especialmente a la financiación de la instalación de paneles solares en viviendas de particulares para la producción de energía térmica.

Tiene un importe máximo superior al anterior, de hasta 50.000 euros, y un plazo de amortización que alcanza los siete años; el tipo de interés es variable y referenciado al Euribor + 1%, disponiendo de una amortización y liquidación mensual. En este caso sí se aplican comisiones (del 1,5%) por apertura y por cancelación parcial o total. A pesar de estas condiciones financieras estándar, cada operación se analizará de forma individual, en función de sus características específicas.

Fuera de España las cosas son diferentes, y la financiación proviene del propio Estado. Así, Francia iniciará en 2009 un sistema de préstamos a tipo cero de hasta un máximo de 30.000 euros para animar a los ciudadanos a acometer reformas en sus viviendas, según una propuesta del Ministerio de Ecología. El único requisito para acceder a estas ayudas será que las obras tengan un carácter ecológico y sirvan para ahorrar energía. La medida estará sometida a un gasto máximo de 300 euros por metro cuadrado.

TARJETA DE CRÉDITO ECOLÓGICA

Triodos Bank ha lanzado al mercado español la primera tarjeta de crédito ecológica, mediante la cual la entidad compensará en nombre del cliente (y de forma totalmente gratuita) la emisión de una tonelada de CO2 plantando 50 árboles, siempre que el titular realice cinco o más compras mensuales. Con la primera, el banco plantará un árbol en el Bosque Triodos de Gestión Sostenible que la entidad tiene en la Sierra de Alcaraz, en la provincia de Albacete. Una tonelada de CO es la cantidad equivalente a las emisiones originadas por un trayecto de 6.000 kilómetros en un coche medio, o a las derivadas del consumo anual de energía para calefacción y agua caliente sanitaria para una vivienda unipersonal.

La tarjeta “Visa Triodos” está, además, fabricada en plástico reciclable sin PVC. Su cuota de emisión es gratuita y permite la obtención de dinero a débito en los cajeros de la red 4B. La tarjeta cuenta también con un seguro adicional de accidentes colectivos.

Fuente | Consumer.es