Bancos y cajas anticipan hasta 60.000 euros y ofrecen bonificaciones a cambio de contratar productos con la entidad o domiciliar la nómina

Sofá y sillones, un comedor, camas, armarios, cocina.. Amueblar una casa puede suponer un coste de entre 4.000 euros y 8.000 euros, un desembolso que no todas las familias pueden asumir. Para hacer frente a esta compra, los usuarios pueden acogerse a la financiación que ofrecen las tiendas especializadas, aunque casi siempre hay que presentar un aval o una nómina. Otra opción es recurrir a los productos que comercializan las entidades financieras, que incluyen una línea crediticia específica con importes de hasta 60.000 euros. Además, ofrecen bonificaciones, aunque la cruz de la moneda es que lo hacen a cambio de contratar otros productos con la entidad o domiciliar la nómina o pensión.

Los créditos para amueblar la vivienda son muy flexibles y resulta muy sencillo tramitarlos. Se pueden suscribir a un tipo de interés fijo o variable, y tanto a través de cuotas constantes como de cuotas crecientes (incluso algunas modalidades permiten la emisión de 14 cuotas anuales). El tipo de interés aplicado oscila entre un 7% y un 10%, en consonancia con los de otros créditos al consumo.

La oferta está muy extendida en el panorama crediticio nacional y casi todos los bancos y cajas disponen de productos destinados a este fin, aunque cada entidad pone el acento en un aspecto, con el fin de diferenciarse de las demás.

Banco Popular

El “Crédito Personal Bonificado” ofrece desde 3.000 euros que pueden devolverse hasta en 14 cuotas año por un periodo máximo de amortización de ocho años. Lo más interesante de este producto es que contempla bonificaciones en el tipo de interés si se tiene domiciliada la nómina, la pensión, o si se tiene contratado un plan de pensiones o un seguro de vida, entre otros productos.

Banesto

El “Préstamo Hogar” ofrece hasta 30.000 euros que deben amortizarse en un plazo máximo de cinco años.

Caja Cantabria

Ofrece la posibilidad de suscribir el “Multicrédito Cantabria” cuyo plazo de amortización puede llegar hasta los seis años.

Caja de Ahorros de la Inmaculada

El gancho que utiliza la caja aragonesa es un tipo de interés fijo. Su “Préstamo Hogar” ofrece un importe máximo de 30.000 euros, que se pueden amortizar en un plazo máximo de seis años.

Caja Murcia

Su “Crédito Rápido” también está referenciado a un tipo de interés fijo para importes inferiores a 8.000 euros. El plazo de amortización es de dos años y medio, y su principal atractivo consiste en que no contempla comisiones de amortización ni de cancelación anticipada.

Caja de Ahorros del Mediterráneo

El suscriptor de “Credideseo Express” no tendrá que abonar capital hasta seis meses después de tener el dinero, sólo intereses. El crédito financia hasta 20.000 euros, y para cantidades superiores a 6.000 euros hay un periodo opcional de carencia de capital de seis meses.

Unicaja

El “Crédito Hogar” ofrece un importe máximo de 42.000 euros, con un plazo máximo de devolución de ocho años, con cuotas mensuales calculadas a un tipo de interés variable revisable semestralmente, y referenciado al Euribor a un año.

Caja Badajoz

Su “Préstamo Credihogar” financia hasta 30.000 euros, con un plazo máximo de amortización de siete años, a través de cuotas constantes o crecientes, a elección del suscriptor y con un tipo de interés variable, referenciado al Euribor. Además, si se contrata el Seguro Multirriesgo Hogar, se puede obtener una bonificación en la comisión de apertura.

Caja de Canarias

El tipo de interés de su crédito para el hogar se fija para toda la vida del préstamo, de manera que las subidas de los tipos de interés del mercado no afectan al titular. El importe que se concede varía en función de la finalidad de la operación, y se dispone de un plazo de cinco años para pagar las cuotas. Además, el tipo de interés se puede reducir en función del grado de vinculación del cliente con la entidad, y se ofrece la posibilidad de realizar la cancelación anticipada total o parcial del préstamo (en este último caso se puede elegir entre reducir el plazo de amortización o el importe de las cuotas).

Caixa Terrassa

La entidad ha diseñado el “Crédito Renove Hogar”, cuya línea de financiación es una de las más altas del mercado, ya que ofrece hasta 60.000 euros que se pueden devolver en un plazo máximo de 10 años, y con la posibilidad de hacer amortizaciones sin ningún coste. También incluye bonificaciones en la comisión de apertura a cambio de contratar el seguro Multirriesgo Hogar.

BBVA

Otro modo de obtener dinero para la compra de los muebles es suscribir el “Crédito Reformas”, que permite una línea de financiación flexible, con importes de entre 300 y 60.000 euros con un plazo de amortización de hasta 10 años y un sistema de amortización a través de cuotas constantes. Se aplica un tipo de interés desde el 8,24% (TAE 8,81%), a lo que hay que añadir un 1% adicional por comisión de apertura y otro 2,50% por amortización anticipada.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Aspectos positivos:

  • El plazo de devolución es amplio, de entre tres y seis años por término medio.
  • El interés fijo es un coste invariable durante toda la vida del préstamo.
  • Permite amortizaciones anticipadas, por lo que se puede reducir el plazo o el importe de las cuotas.
  • Son productos de una enorme flexibilidad, e incluyen bonificaciones sobre el pago del crédito.
  • Están generalizados en el panorama bancario.
  • Los trámites para obtenerlos son muy sencillos y las entidades no exigen muchos requisitos.

La cara negativa:

  • Para cantidades pequeñas es más aconsejable acudir a otras fuentes de financiación como el anticipo de una o varias nóminas, préstamos familiares o créditos sin intereses.
  • Muchos aplican comisiones de apertura y de amortización anticipada, que pueden encarecer el crédito entre un 1% y un 2,50%.
  • Los créditos para la compra de mobiliario doméstico no incluyen ventajas adicionales.

Fuente | consumer.es