Se trata de un crédito con garantía personal y efecto revolving pensado para que puedas hacer realidad tus proyectos tanto actuales como futuros, ya que te permite volver a disponer de todo el capital amortizado, o de la parte no utilizada del mismo. Por ejemplo, para financiar una plaza de parking ahora y un vehículo nuevo dentro de 5 años. O lo que tú quieras.

Es una operación de crédito destinada a la financiación del consumo duradero (vehículo, parking…) y a la actividad de autónomos, profesionales y comerciantes. Tiene una amplia flexibilidad de opciones, que te permitirá volver a disponer de todo el capital amortizado, o de una parte, mediante nuevas disposiciones.

Cuotas:

Posibilidad de modificar al alza o a la baja la cuota mensual (sin superar el plazo máximo contratado). También puedes pagar una cuota más reducida durante la vida del crédito, si optas por el pago de una última cuota mayor al final de la operación.

Plazo:
Corto, medio o largo.

Disposiciones:
Podrás efectuarlas hasta un año antes de la finalización del crédito (con un límite máximo de 7 años). Podrán realizarse nuevas disposiciones (siempre que así se acuerde con la oficina) con ingreso automático en la cuenta a través de Línea Abierta y de los cajeros.

Tipo de interés:
Variable, con revisión anual, lo que permite ajustar la cuota mensual a las tendencias del mercado.

Introducción de periodos de carencia:

Posibilidad de introducir en cualquier momento de la vida del crédito (excepto el último año) periodos de pago únicamente de intereses, de forma que se reduce la cuota mensual.

Las condiciones más ventajosas

Dispones de la posibilidad de pagar únicamente intereses durante un periodo determinado (máximo de 6 meses) a lo largo de toda la vida del crédito (excepto el último año).

Para la primera disposición puede dejarse hasta el 30% del capital en una última cuota final para amortizarla al vencimiento.

A medida que amortices, dispondrás siempre de financiación con ”la Caixa”.

No tienes que presentar documentación para tramitar una nueva operación, simplemente debes firmar la nueva disposición.

Las disposiciones por Línea Abierta y de los cajeros te permiten efectuarlas sin tener que desplazarte a la oficina.