La Credicuenta Santander es una cuenta destinada a personas jurídica o físicas dadas de alta en alguna actividad económica (CNAE), la Credicuenta Santander está indicada para empresas y negocios que tienen que hacer frente a pagos constantes y necesitan una fuente de financiación. Al ser una cuenta de crédito, su empresa dispone de dinero cuando lo necesite, pagando intereses únicamente por la cantidad dispuesta y el periodo utilizado.

  • Desde 6.000 euros y con un máximo de 60.000, le permite disposición inmediata mediante cheques o tarjetas.
  • Se le proporcionarán de modo gratuito la instalación de un TPV estándar, los talonarios de cheques y el alta en los servicios de Banca por Internet, sin firmar contratos adicionales.
  • Contratando la Credicuenta Santander, tendrá además acceso a un vehículo en renting en condiciones preferentes.
  • Conlleva una bonificación del 10% en la prima anual del Superseguro Empresas, la primera vez que lo contrate.

Condiciones:

El plazo de la Credicuenta Santander es de un año con posibilidad de dos renovaciones anuales y amortización al vencimiento. La remuneración de los saldos acreedores se fijará en el momento de la formalización de la cuenta.