CajaSur, la entidad cordobesa ligada a la Iglesia Católica, cerró el pasado año con una morosidad en créditos del 6,43%, la más alta revelada hasta la fecha por una entidad financiera. Es incluso superior a la que, en su día, reconoció Caja Castilla-La Mancha al final del ejercicio 2008, del 5%, si bien en los tres primeros meses de 2009 se ha disparado hasta rondar niveles del 15%.

La cifra se ha dado a conocer gracias a la documentación remitida por CajaSur a la CNMV con motivo de una emisión de cédulas hipotecarias que ha realizado junto a otra decena de entidades financieras.

En la nota de prensa remitida a principios del pasado mes de marzo con un resumen de los resultados del año 2008, CajaSur sólo reconocía una morosidad del 5,27%.

Fuentes de la entidad que preside el sacerdote Santiago Gómez Sierra explicaron que esa diferencia obedece a dos tipos de medir la morosidad. La del 5,27% es la relativa al conjunto del balance, mientras que la del 6,43% es la estrictamente crediticia. La mora hipotecaria de CajaSur también se ha deteriorado de forma más que notable, al pasar del 2,03% de finales de 2007 al 5,92% del cierre de 2008.

Fruto de este comportamiento, la cobertura, es decir, los fondos para cubrir esos activos dudosos, se ha desplomado del 122,85% al 46,6%, cuando la media del sector financiero era entonces del 70,7%.

De una forma u otra, la morosidad de CajaSur es récord en el sistema financiero. Lo que por ahora no se puede determinar es a qué obedece y qué parte de esos créditos dudosos responden, por ejemplo, a hipotecas, cuál a créditos de promotores, y qué porcentaje a otro tipo de inversión.

En CajaSur explican que, aunque la mora sigue creciendo este año, lo hace a un ritmo inferior del que presenta el conjunto de bancos y cajas de ahorros. Las cuentas detalladas de la entidad de 2008 no se difundirán hasta que sean aprobadas por la Asamblea General. De momento, CajaSur ha remitido sus resultados al Banco de España, que deberá dar su visto bueno o aconsejar, como ha hecho con otras entidades financieras, saneamientos adicionales.

La información provisional ofrecida por CajaSur cifra en 36 millones de euros el beneficio neto del Grupo CajaSur (incluido el holding industrial) el pasado año, un 39% menos. Mientras, el resultado de la actividad estrictamente bancaria, cómo se observa en el gráfico adjunto, fue de 51,3 millones, con una caída del 35,8%.

El deterioro de los beneficios y el fuerte repunte de la morosidad han tenido como consecuencia una caída de la solvencia de la caja andaluza. A 31 de diciembre de 2008 presentaba un coeficiente de solvencia del 9,36%, cuando el mínimo para operar es del 8%.

Fuente | elmundo.es